10 pasos para reformar el baño

03/02/2021

Reformar el baño es uno de los proyectos de rehabilitación más típicos en una vivienda. Es una reforma muy común y toda la información relacionada con una renovación integral de una estancia de este tipo interesa a muchas personas.

Explicamos, a continuación, 10 pasos a tener en cuenta para reformar un baño .


Reformare el baño en 10 pasos

1.Planifica lo que quieres para la reformar el baño

El primer paso de cualquier proyecto de reforma es planificar exactamente lo que quieres en el baño y lo que no. Parece una tarea sencilla, pero son numerosos los dilemas a los que debemos enfrentarnos, aunque nuestras prácticas cada vez dejan más clara la elección. Los más comunes son: ¿Ducha o bañera? ¿Bidé o no? ¿Fregaderos de uno o dos senos?

2.Considerar el espacio disponible

Normalmente disponemos de un espacio limitado donde colocar un conjunto de piezas. Las limitaciones de espacio ayudarán inevitablemente a definir qué tipo de piezas son las más adecuadas con nuestras prácticas. Nuestro consejo es que pensemos a largo plazo y no nos centremos en el momento presente, sobre todo si tenemos niños en casa.

3.Definir el estilo del baño

Últimamente se ha popularizado el término “design thinking” que implica algo muy importante que forma parte de las buenas prácticas de todos los que participan, de alguna manera, en el mundo del diseño. Se trata de ser capaz de visualizar o proyectar el producto o resultado final y luego probar y definir el camino. Lo importante es dibujar una imagen del resultado deseado, proyectar ir.

Si somos capaces de definir el estilo que queremos para el baño habremos podido dar un primer paso para descartar muchos de los elementos en juego y empezar a combinar los que forman parte de nuestra paleta. Intentar definir una línea estilística y adquirir elementos y complementos coherentes con ella.

4.Especificar los materiales deseados para reformar el baño

La elección de un estilo determinará en gran medida los materiales de los diferentes revestimientos, así como los muebles y accesorios. En la actualidad, es tendencia todo aquello que mantenga un aspecto orgánico o natural, huyendo del laboratorio aséptico e intentando acercar el baño a un espacio de autocuidado. El uso del porcelánico, la piedra natural, el silestone, el microcemento, la madera natural o sintética, el metal cromado o los colores sólidos,… La variedad de acabados y posibilidades es enorme por lo que podemos perder si no tenemos las ideas claras y no nos dejamos asesorar.

5.Elige los colores temáticos

La combinación cromática influirá en la definición del acabado del hormigón de los acabados deseados. Nos encantan los tonos cromáticos terrosos o pétreos, preferiblemente con madera o cromo. Los pavimentos y revestimientos serán los que más influyan en el color temático del baño.

6.Elimina todo el desorden

Los diferentes jabones, cremas, cepillos o artilugios que necesitamos en el baño pueden invadir poco a poco el espacio y dar una imagen de desorden y dejadez que invalida cualquier diseño que podamos desarrollar.

Para evitarlo, es imprescindible incluir muebles que sean capaces de almacenar todos los elementos que necesitaremos en nuestro uso diario del baño, ya sea a diario o de forma esporádica.

Somos partidarios de almacenar en el baño lo que es el baño, por lo que debemos hacer una buena previsión para ajustar la medida y también poner puertas para minimizar el impacto visual del contenido.

7.Elementos empotrados o de pie

¿Qué hacemos con los mecanismos de descarga del WC y la grifería de los lavabos y duchas? La limpieza visual que proporcionan los elementos empotrados no tiene competencia.

Que debemos tener en cuenta que necesitamos ganar espacio en la pared para empotrar los mecanismos, pero aun así podemos aprovechar el nuevo volumen para hacer una balda que sirva de repisa o nicho tras el inodoro o dentro de la ducha.

Por otro lado, debemos asumir que el acceso para realizar pequeños ajustes o reparaciones es complicado y solucionar una pequeña pérdida de la cisterna, puede requerir que el fontanero venga a casa. Por supuesto, el resultado puede merecerlo y es cuestión de que cada uno lo sopese.

8.Elementos empotrados o de superficie para reformar el baño

Tanto el inodoro como el bidé o el lavabo pueden ser de pie o suspendidos. Particularmente, si el tipo de paredes y el presupuesto lo permiten, se prefieren los elementos suspendidos ya que permiten una mejor limpieza y aportan una imagen ligera y moderna del conjunto.

9.Toallero o colgador para reformar el baño

Los calentadores de toallas resuelven 3 problemas. Ayudan a ahorrar espacio, mantienen sus toallas secas y calientes, proporcionan calor para evitar que la habitación se moje demasiado.

Por supuesto, debemos tener una pared disponible y asumir un plus en la factura. Es ideal si no disfrutamos de una buena ventilación o de condiciones climáticas que dificulten un buen secado de las toallas.


10. Piensa en la iluminación

Por último, abordamos, la iluminación como la guinda que aportará diferentes pátinas a todo lo que hemos dispuesto anteriormente.

En primer lugar, debemos considerarla como una de las mejores formas de hacer que un baño parezca más espacioso, especialmente en combinación con un gran espejo longitudinal.

En segundo lugar y de forma complementaria, te proponemos tener al menos tres escenas de iluminación para el baño. Tradicionalmente tenemos dos básicas.

Una cenital o más general y otra focalizada en la zona del espejo, muy útil para maquillarse, peinarse, afeitarse u otras tareas de precisión. La tercera que proponemos como imprescindible es una luz ambiental tenue.

Un espejo retroiluminado, o perfiles de muebles u otros volúmenes iluminados proporcionan la luz adecuada si debemos ir al baño en mitad de la noche, o cegarnos cada mañana o simplemente queremos darnos una ducha o un baño relajado.

Fuente: www.coblonal.com

About the Author

Deja una respuesta

17 − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.