Urbanismo detecta en un año 1.300 inmuebles sin declarar por fotos aéreas y consultas al Catastro

Las medidas de control del fraude aplicadas por el Ayuntamiento en materia fiscal le han permitido regularizar un total de 1.818 propiedades en los dos últimos años. Para la elaboración del padrón del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de 2014 el Concello de Vigo decidió recurrir a imágenes aéreas para actualizar su base de datos y solo con este cambio logró destapar 554 inmuebles no sujetos hasta entonces al pago de impuestos. La aprobación ayer del nuevo censo de propiedades revela que en los últimos doce meses se ha duplicado el número de fincas descubiertas gracias a esas imágenes aéreas de apoyo y “a la comparativa entre la base de datos del Catastro y la municipal”.

Entre las casi dos mil irregularidades detectadas figuran nuevas construcciones que no estaban legalmente registradas y que hoy suponen una minoría debido a la caída del sector inmobiliario, y también ampliaciones de viviendas, piscinas, garajes, galpones o pistas deportivas añadidas con los años a una propiedad y no declaradas a efectos tributarios.

El mayor control aplicado desde la Gerencia de Urbanismo y la Concejalía de Hacienda ha permitido al Concello vigués seguir incrementando su parque inmobiliario desde el punto de vista fiscal a pesar de que el número de nuevas edificaciones en construcción sigue siendo bajo. En 2013 eran 210.616 las “unidades” declaradas en el municipio y la cifra sube ahora a 212.434. En dos años el número total de propiedades ha crecido casi un 1% lo que explica que la previsión de ingresos de las arcas municipales haya vuelto a revisarse al alza hasta alcanzar los 63,9 millones de euros.


Haz click para ampliar el gráfico

El grueso del importe procede de los 203.407 inmuebles inscritos en el IBI urbano cuyos dueños deberán abonar entre el 1 de septiembre y el 5 de noviembre 61,5 millones de euros. El importe medio del recibo queda este ejercicio establecido en 302 euros. A esta cantidad hay que sumar los 2,4 millones de euros que el Concello ingresará de los titulares de los 738 bienes de características especiales (BICES), categoría que se otorga a las instalaciones destinadas a la producción de energía eléctrica y gas, presas, carreteras, autopistas, túneles y los aeropuertos y puertos comerciales.

Son 204.145 las fincas que deben hacer frente a este impuesto del que dependen un tercio de los ingresos anuales del Ayuntamiento y la diferencia hasta las 212.434 propiedades legalmente registradas se corresponde con pisos, edificios o instalaciones exentos de abonar el IBI por tratarse de propiedades del Estado, de las CCAA, centros educativos, los que pertenecen al Sergas, montes vecinales, edificios de gobiernos extranjeros, bienes de la Iglesia o de Cruz Roja o con cuotas inferiores a los 7 euros y a cuyo cobro se renuncia.

El uso de fotografías aéreas para actualizar el padrón de inmuebles y el incremento de fincas sometidas a control fiscal permiten a Vigo consolidar un valor catastral de sus inmuebles urbanos por encima de los ocho millones de euros y elevar los derechos de cobro otro 0,30% en el último año que equivalen a 191.790 euros más. Este sistema se venía utilizando hasta ahora por parte de los técnicos municipales para investigar supuestas infracciones urbanísticas o casos de construcciones levantadas sin licencia.

El refuerzo de la vigilancia establecido desde Praza do Rei es independiente de la campaña anunciada este verano por la Dirección General del Catastro en busca de bienes sin declarar y que arrancó este mes de agosto en Vigo, Redondela, Moaña, Vilaboa, Vilanova, A Illa y A Golada. Los resultados de esta inspección repercutirán en la elaboración del censo de viviendas del próximo ejercicio en Vigo y el resto de municipios afectados.

Los padrones de IBI e IAE se aprobaron en la Junta de Gobierno Local del viernes y se expondrán al público durante quince días para poder realizar alegaciones. Coincidieron con el visto bueno municipal a las nuevas ordenanzas fiscales que aplican el 1,1% del IPC a estos dos impuestos más las tasas de la basura, el agua y el rodaje.

El PP pide descuentos

Ayer de nuevo el PP volvió a pedir a Abel Caballero que “rectifique” y baje los impuestos municipales. Consideran un “engaño” que denomine “congelación fiscal a la mayor subida de los últimos años”. En opinión de los populares, especialmente preocupante en 2016 será la subida aplicada a los inmuebles rústicos que, según sus cálculos, pasarán a pagar “el doble con un encarecimiento inédito que Caballero ha tratado de ocultar y al que ni siquiera ha querido hacer referencia”, critica la oposición.

 

Artículo original de Faro de Vigo

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.