Lo que puedes hacer antes de llamar a un cerrajero

Seguro que ya te ha pasado en alguna ocasión: te dejas las llaves por dentro, se estropea la cerradura, pierdes las llaves… y cuando pasa la desgracia no queda ahí, suele estar acompañada de un buen desembolso de dinero para pagar al cerrajero.

Te vamos a dar unos consejos para que puedas elegir un buen cerrajero calidad/precio y que en algunos casos tu mismo puedas abrir la puerta y ahorrarte un dinero.

Antes de llamar al cerrajero, prueba abrir las puertas y ventanas

En muchos casos, cuando llega el cerrajero resulta que recuerdas otra forma de entrar a la casa, como una ventana, o recuerdas que un vecino tiene un juego de llaves y te arrepientes de haberlo llamado.

Aunque parezca lógico, tómate tu tiempo para pensar bien las opciones que tienes antes de llamar. En muchos casos el desplazamiento se cobra y bien.

Muchos cerrajeros en la guía telefónica y online son estafadores

Su estafa es sencilla: cuando lo llamas te dice que te cobrará barato, pero cuando llega, mira tu cerradura y dice que tienes una cerradura especial y que tendrán que cobrarte más caro.

¡Así que cuidado con los cerrajeros de la guía telefónica y online! Siempre es mejor trabajar con personas de confianza, recomendados por amigos y vecinos.

Es fácil derrotar los bloqueos de las cerraduras estándar

La mayoría de las cerraduras estándar son producidas en masa por fabricantes de renombre, pero con estándares muy bajos. Eso afectará al precio final. Lo mejor es pedir presupuestos a varios cerrajeros informándoles del tipo de cerradura que tienes. Esto te ayudará a saber comparar precios y que no te timen.

Las llaves por dentro de la puerta

Es lo más común y lo más fácil de solucionar. Si te pasa espera antes de llamar al cerrajero e intenta el truco que te mostramos en el video. Lo más probable es que lo consigas. No solo te habrás ahorrado un dinero sino que tendrás la satisfacción de haberlo conseguido.

Llave atascada

Un día notas que te cuesta mucho más introducir la llave en la cerradura de la puerta. O que, directamente, no entra o no gira.

Algo que puedes hacer es lubricar el conjunto con un spray de polvo de grafito que puedes encontrar en cualquier ferretería, para que engrase y facilite el mecanismo de acción.

 

Esperamos que estos consejos os sean útiles para ahorraros un dinero en caso de que el problema sea sencillo o que en caso de necesitar a un cerrajero hagáis una buena elección.

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.