1.3 ejecuciones hipotecarias al día en Galicia

Los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que los embargos de viviendas siguen siendo una realidad en toda España. Y aunque las cifras de la comunidad gallega no son negativas en relación a otras autonomías, en el segundo trimestre de este año se llevaron a cabo casi 1,3 ejecuciones hipotecarias al día a particulares. Es decir, 115 en un trimestre, lo que supone un 40 % menos que en el mismo período del 2015, cuando fueron 192. El número es más elevado si se incluyen aquellas viviendas cuyo titular es un ente jurídico, unas 54 a mayores. De estas 169, la mayoría son casas usadas (un total de 159) y solo 10, nuevas.

En cifras globales Galicia está por encima del País Vasco, La Rioja, Navarra, Cantabria y Asturias en desahucios, aunque si se compara las ejecuciones en función de las hipotecas constituidas del 2003 al 2015, el porcentaje es el segundo más bajo de España, un 0,04 %, solo por encima del País Vasco. En relación al número de hipotecas firmadas, la comunidad con un mayor porcentaje de embargos es Murcia. En un solo trimestre la tasa de certificaciones por el total de viviendas inscritas entre el 2003 y el 2015 llegó al 0,20 %.

Lo cierto es que los desahucios por impago de hipoteca no solo implican el drama de quedarse sin hogar, sino que las familias arrastran muchas veces deudas.

También en los alquileres

Pero no son los únicos desahucios que se producen en la comunidad, ya que en los últimos meses se ha detectado un aumento de los desalojos por impago de alquiler, frente a la bajada de los que se producen por no poder hacer frente a la hipoteca.

La Consellería de Infraestruturas e Vivenda no tiene datos oficiales y completos de los desahucios por alquileres, ya que aunque el Consejo General del Poder Judicial sí hace informes sobre este problema, no distingue entre fincas rústicas, urbanas, viviendas habituales, segundas residencias, garajes u otro tipo de locales. Desde la Xunta han solicitado en varias ocasiones que se aplique este filtro, para saber cuáles se corresponden con el hogar habitual, ya que sería de mucha utilidad para las Administraciones.

Casi 12.000 en tres meses

La cifra de ejecuciones hipotecarias en España durante el segundo trimestre del 2016 se aproximó a las 12.000, y más de 8.000 afectaron a personas particulares, un 28 % menos que en el mismo trimestre del 2015. No en todos los casos se trata de la vivienda habitual, sino que de los 8.050 embargos un total de 6.398 se correspondían con la primera vivienda, frente a 1.652 de una segunda residencia.

Andalucía se sitúa a la cabeza, con 2.257 certificaciones para llevar a cabo un embargo, seguida de Cataluña con 1.556 y Valencia con 1.276.

Uno de los datos que detalla el Instituto Nacional de Estadística es en que año se compró la vivienda sobre la que ahora se lleva a cabo una ejecución hipotecaria. De todas las que se realizaron en el segundo trimestre del 2016, un 20 % se habían adquirido en el 2007, en plena burbuja inmobiliaria, casi un 16 % en el 2006, y un 14 % en el año 2008.

 

Artículo original: La Voz de Galicia

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.